AUDICIÓN INFANTIL

Los seres humanos oímos con los dos oídos, de forma binaural, de ahí que nos resulte muy sencillo localizar la fuente sonora. El habla y el lenguaje, así como la audición son capacidades muy importantes en la vida de nuestros hijos. Gracias a la audición los seres humanos podemos acceder a la adquisición de un lenguaje determinado y desarrollarlo mediante el habla.

El lenguaje es un medio fundamental para relacionarse, permitiendo intercambiar ideas, emociones y sentimientos.

La detección precoz de las pérdidas auditivas es clave a cualquier edad. En Centros Auditivos EFETA trabajamos para detectar cuanto antes la pérdida auditiva infantil. En el desarrollo de los niños pequeños se vuelve fundamental para que la audición y la posterior adquisición del lenguaje no se vea perjudicada.

La capacidad auditiva de un niño puede verse dañada por factores anteriores al nacimiento, en los primeros meses de vida o durante la infancia. Las causas de la pérdida auditiva pueden ser genéticas o ambientales.

Nuestra experiencia en Centro Auditivo EFETA nos ha enseñado que los padres lo primero que necesitan es que escuchemos el problema que padecen sus hijos y facilitemos una información precisa para adoptar decisiones. La inquietud y preocupación son emociones generales de los padres con hijos con deficiencia auditiva. Una actitud positiva ante la realidad que tienen delante es lo más inteligente y beneficioso para su hijo.

Una vez que se conoce el diagnóstico en la adecuada rehabilitación del niño, trabajarán de manera multidisciplinar el médico otorrinolaringólogo, logopeda y el audiólogo del Centro Auditivo EFETA. El equipo trabajará de manera conjunta para que el progreso del niño con audífonos sea todo un éxito.

El audífono, como ayuda auditiva, nos permitirá complementar el déficit auditivo logrando el incremento positivo de los niveles auditivos.