SALUD AUDITIVA

El oído, entre los sentidos, es el órgano más complejo y el primero en formarse en el periodo gestacional. El sentido del oído nos permite recibir información de todo aquello que nos rodea, manteniendo nuestro cerebro en alerta ya que es el lugar de codificación de la señal auditiva.

Es fundamental conservar la salud auditiva, de nuestros oídos, para no aislarse de todos aquellos ambientes que rodean nuestro entorno. La pérdida auditiva es una de las patologías más frecuentes en la población actual. La mayoría de las personas que la sufren son mayores de 50 años, y presentan una caída en las frecuencias más agudas, afectando a la inteligibilidad de las palabras en ambientes grupales.

La pérdida auditiva, en muchas ocasiones, son los seres cercanos quienes la detectan antes que la propia persona que la sufre. La persona con pérdida auditiva no será consciente de su problema ya que, por norma general, esta pérdida es gradual e indolora.

En Centros Auditivos EFETA el profesional sanitario encargado de la detección de la pérdida auditiva mediante las diferentes pruebas audiométricas y anamnesis es el audioprotesista. Será el profesional del centro auditivo quien determine las necesidades específicas de cada paciente y el audífono más conveniente.

Los audífonos son unos sistemas electrónicos que ajustados y programados para cada caso, permiten una mejor comunicación con el entorno. Los audífonos están compuestos de un micrófono que recoge la señal sonora y la transforma en eléctrica, el amplificador que es el encargado de amplificarla y el auricular el encargado de transformarla en señal sonora de nuevo y enviarla al oído.

En Centros Auditivos EFETA realizamos el seguimiento de todas las adaptaciones protésicas, que consisten en la programación de una serie de visitas periódicas para comprobar la eficacia de la correcta adaptación.

Una vez transcurra dicha etapa, será necesario que el paciente controle su audición y ante cualquier anomalía acuda a nuestro centro auditivo. Planificaremos citas con cada paciente para futuras revisiones auditivas que nos ayuden a controlar la audición y el funcionamiento durante toda la vida útil de los audífonos.