Presbiacusia

Aproximadamente, en España más de tres millones de personas padecen problemas de audición, la gran mayoría de las personas que padecen esta deficiencia auditiva son mayores de 50 años, presentan una caída en frecuencias agudas, lo que conlleva una disminución de la inteligibilidad en las frecuencias conversaciones, sobre todo cuando nos encontramos en ambientes de grupo. Es lo que se conoce como PRESBIACUSIA.

En la Actualidad, la esperanza de vida en España es muy elevada, ¿por qué no realizar las actividades que más le satisfacen?, ¿Por qué se conforma con no oír?

En Centros Auditivos EFETA sabemos que cuando una persona se encuentra ante dificultades de comunicación, no oye, o a veces sí oye pero no entiende, y no puede mantener una conversación con normalidad, lo que hace es aislarse. No queremos asustarle, pero esto provoca en muchos casos soledad, y en los más graves, depresión

En consulta nuestros pacientes nos confiesan que no han venido antes por factores diversos, el miedo, la pereza, pero entre ellos hay uno que queremos compartir con ustedes. ¿Saben cuántas veces nos han dicho: “Es que yo no estoy sordo”? Por supuesto que quien tiene un problema de audición, no está sordo, pero lo que ocurre es que oyen menos los sonidos y tienen dificultad sobre todo en las conversaciones con varios interlocutores.

otras causas...
el ruido

Actualmente en nuestra sociedad, con la llegada de la industrialización y las nuevas tecnologías, vivimos expuestos a altos niveles de contaminación acústica: tráfico, maquinaria, obras, aparatos auriculares, discotecas, conciertos,..etc. Ello conlleva que nuestros niveles de comunicación verbal aumenten debido a que no logramos oír dentro de unos niveles normales.

Sus actividades de ocio: escuchar música en MP3 a altos decibelios, acudir a la discoteca cada fin de semana, ir a conciertos o incluso al cine, les provoca niveles de ruido que pueden alcanzar los 120 decibelios.

Hoy día en muchos países se han establecido límites máximos de ruido en los puestos de trabajo, que se sitúan en 85 dB. La pérdida de audición como consecuencia de la exposición a niveles elevados de ruido en el trabajo ha sido reconocida como una enfermedad profesional, prevalente e irreversible.

La pérdida de audición, que conlleva la continua exposición a niveles altos de ruido, además de ser una enfermedad común en el entorno laboral puede tener como consecuencia: bajas laborales, disminución de la productividad, aislamiento, inseguridad, malestar general, etc.

La exposición continuada a niveles de alta intensidad de ruido, hacen que empleados de temprana edad acudan a buscar una solución a nuestra clínica.

Antes de finalizar este espacio, dedicado a las otras causas de la pérdida de audición, también queremos sumar al envejecimiento y al ruido otras causas:

  • Problemas hereditarios
  • Traumatismos craneales
  • Infecciones
  • Perforacionesdeltímpano
  • Otosclerosis
  • Fármacos
  • Especial atención: alcohol y tabaco.

diversos tipos de pérdida auditiva

tipos perdida auditiva

Las pérdidas auditivas las podemos dividir en tres grandes bloques: conductivas, neurosensoriales, mixtas.

Las CONDUCTIVAS tienen tratamiento médico y en ellas el oído interno funciona con normalidad, pero no el oído medio y externo con lo cual los sonidos se perciben confusos, atenuados. La sensación es parecida a tener los oídos tapados. Estas pérdidas acostumbran a ser de grado medio a moderadas y las puede provocar tanto el cerumen, las otitis, la perforación del tímpano o la otosclerosis.

Los pacientes que padecen este tipo de sordera, oyen su propia voz más alta de lo normal y mejor en ambientes ruidosos, que en lugares silenciosos.

Las pérdidas auditivas de tipo NEUROSENSORIALES, son permanentes y no tienen tratamiento médico o quirúrgico, se trata de una afectación en el oído interno, un daño irreversible de las células ciliadas que lo integran. El motivo de que sean permanentes es que son causadas por un funcionamiento deficiente de las células ciliadas que integran la cóclea, órgano sensorial de la audición. Las personas que padecen este tipo de sordera oyen las conversaciones, pero no las entienden. Por tanto escuchan mejor en ambientes silenciosos. Oyen mejor los tonos graves y las voces masculinas.

Las pérdidas auditivas MIXTAS afectan al oído medio y al interno, teniendo deficiencia auditiva tanto en vía aérea como en vía ósea.

Distintos grados de pérdidas auditivas:

Dentro de las pérdidas auditivas, conductivas o transmisoras, neurosensoriales y mixtas, tenemos distintos grados:

  • Leves (20-40 dB) El paciente no puede oír sonidos suaves y tiene dificultad para seguir las conversaciones en ambientes ruidosos.
  • Moderadas (41-70 dB) El paciente no puede escuchar estos sonidos suaves, pero tampoco los moderadamente altos. Y por supuesto, presenta dificultades considerables para entender las conversaciones con varias personas y con ruido incluido de fondo.
  • Severas (71-90 dB) El paciente sólo oye sonidos fuertes, y la comunicación sin ayudas auditivas es imposible.
  • Profundas (a partir 91 dB) en las que el afectado sólo oye los sonidos extremadamente fuertes. La comunicación sin audífonos es también imposible.

Para tranquilidad de los lectores, tenemos que especificar que la mayoría de las pérdidas auditivas son de leves a moderadas, pero a veces pasar de un estadio a otro depende de la rapidez con la que usted reaccione ante el problema, que repetimos, tiene solución y en Centros Auditivos EFETA, encontraremos la que mejor se adapte a su caso.

El acúfeno

acufenos

El acúfeno o tinnitus, se trata de un problema que actualmente está afectando a gran parte de la sociedad, provocando situaciones muy desagradables para las personas que los padecen, que no encuentran solución al mismo.

Se trata de un sonido producido en el interior del oído interno, que a veces es percibido por la persona que lo padece creándole una sensación de incomodidad, acentuada más durante momentos de silencio y tranquilidad.

Los pacientes lo describen como pitidos, ruidos, zumbidos muy molestos sin que haya una fuente sonora externa que los origine. Se trata de un síntoma que puede afectar a uno de los oídos o a los dos.

Los pacientes con tinnitus llegan habitualmente a consulta frustrados, escépticos tras haber fracasado con un tratamiento previo. Actualmente los especialistas en centros especializados, como Centros Auditivos EFETA, utilizamos básicamente dos terapias sonoras que persiguen la habituación, esto no significa que se acostumbre el paciente, y la disminución del acufeno. Aunque los tratamientos siempre serán individualizados porque no existe uno universal.

Respecto a los factores desencadenantes se encuentran el envejecimiento, el estrés y la ansiedad. También, en los últimos años, toma fuerza la relación que existe entre estrés, depresión y acufeno. En los pacientes que padecen acúfenos hay que cuidar también su dieta y prohibirle la ingesta de determinadas sustancias por su acción excitante: el chocolate, las bebidas alcohólicas, todas aquellas que contengan cafeína, y el tabaco.

Generalmente, la pérdida auditiva que padecemos, no la percibimos nosotros sino las personas que tenemos en nuestro entorno, familiares, amigos, compañeros de trabajo, etc., durante situaciones que se nos presentan en el día adía. "requerimos que nos repitan los comentarios en situaciones de conversación en grupo, incrementamos el volumen de la televisión, radio y así sucesivamente sin que seamos conscientes de que cada vez el grado de pérdida auditiva es mayor.

Por ello es importante, que usted que está leyéndonos, sepa que no oye igual que antes o usted que tiene un familiar que cree que presenta una pérdida de audición, no demore la visita a nuestro Centro. La demora en acudir a los audiólogos especialistas para la realización de un estudio audio métrico completo, puede conllevar un aumento de la pérdida, incluso llegar a ser irreversible.

distintos grados
de pérdidas auditivas

grados perdida auditiva

Una vez que hemos esbozado los tipos de pérdidas auditivas: conductivas, neurosensoriales, mixtas, centrales y por acúfenos tenemos que informarle que existen distintos grados de pérdida auditiva.

Hay pérdidas más leves y pérdidas más severas. Muchas veces pasar de un estadio a otro depende de la rapidez con la que usted reaccione ante este problema que repetimos: tiene solución y en Centros Auditivos EFETA encontraremos la que mejor se adapte a su caso.

En cuanto a los grados podemos diferenciar entre pérdidas:

-Leves que es cuando el paciente no puede oír sonidos suaves y tiene dificultad para seguir las conversaciones en ambientes ruidosos.

-Moderadas que es cuando no puede escuchar estos sonidos suaves, pero tampoco los moderadamente altos. Y por supuesto, presenta dificultades considerables para entender las conversaciones con varias personas y con ruido incluido de fondo.

-Severas cuando el paciente oye sonidos fuertes, pero la comunicación sin ayudas auditivas es imposible.

-Y finalmente, las profundas en las que el afectado sólo oye los sonidos extremadamente fuertes. La comunicación sin audífonos es también imposible.

Para tranquilidad de los lectores tenemos que especificar que la mayoría de las pérdidas auditivas son de leves a moderadas.