Audición infantil

El camino emocional de un padre con un hijo sordo

Nuestra experiencia en Centro Auditivo EFETA, nos ha enseñado que usted como padre, lo primero que precisa es que le escuchemos y una información concisa para adoptar decisiones. Seguro que se siente inquieto, preocupado, pero le aseguramos que estas emociones se repiten en los progenitores que tienen que asimilar, en primera instancia, que su hijo padece una deficiencia auditiva.

Los padres, recorrerán un camino con diversas etapas emocionales muy similares. Lo habitual es que sean los primeros que observen que algo le ocurre a su hijo y al no obtener las respuestas normales se dirijan al médico de cabecera, pediatra, etc.…

Al año, aproximadamente, es cuando se confirma el diagnóstico de hipoacusia y a partir de ese momento los padres atraviesan diversas fases:

  • La primera es la que denominamos fase de choque, porque es un periodo corto de tiempo en el que no quieren reconocer el problema.
  • Más tarde llega la fase de reconocimiento. Es muy habitual que entonces, los padres se sientan enfadados con los médicos que no diagnosticaron antes el problema auditivo de su hijo. Se combinan los sentimientos de culpa, la obsesión por encontrar un porqué, la impotencia y la frustración…
  • Por último llegará la fase de aceptación, a partir de la cual se espera que se produzca la alianza de los padres con los profesionales para que el tratamiento al que se someta al pequeño sea lo más eficaz posible.

Tenemos mucho trabajo por delante con su hijo para que su vida sea normal y necesitamos que usted colabore con nosotros. Como dijimos con anterioridad, adoptar una actitud positiva ante la realidad que tienen delante, es lo más inteligente y beneficioso para su hijo.

Pide cita