Productos auditivos

La tecnología a día de hoy ha conseguido mejorar mucho el tamaño de los audífonos, pero lo más importante es que han conseguido un mayor rendimiento de las prótesis auditivas. Todo ello ha sido posible gracias a la tecnología digital de los audífonos más avanzados, que están diseñados con potentes microprocesadores y nanochips que proporcionan una mayor calidad de sonido, abarcando unos parámetros de pérdida auditiva muchos mayores.

Hace décadas, al inicio de la creación e implantación de las prótesis auditivas los pacientes que se personaban en nuestra clínica, que se quejaban continuamente de los pitidos, “que hacían la prótesis”, nos decían “es que hace ruido, pita”, y más de un paciente, terminaba dejando de utilizar los audífonos. Actualmente con los avances tecnológicos que presentan los nuevos audífonos digitales, esto no pasa, ya que hay una prótesis para cada paciente, totalmente personalizada, con unas prestaciones y calidad de sonido inigualable. Llega la era de la digitalización auditiva.

Los audífonos digitales, en la actualidad, proporcionan una enorme calidad de sonido, eliminan el ruido del entorno o ruido ambiente, permitiendo que el usuario tenga una discriminación del lenguaje óptima y una muy buena inteligibilidad de las palabras en ambiente ruidoso, tanto en conversaciones individuales como colectivas.

Por tanto, con los nuevos audífonos digitales se han podido solucionar completamente las limitaciones con las que se encontraban los usuarios de prótesis analógicas de antaño. Con ellos usted podrá escuchar, percibir y entender mejor los sonidos de la naturaleza, los más débiles, consiguiendo que los fuertes no sean molestos, escuchará música con una magnífica nitidez acústica; y reconocerá su propia voz sin ningún tipo de alteración fonética ni auditiva.